11 años de Cetelmon TV

Radio de la Paz

11 años de Cetelmon TV

Subido el 26/10/2010

Cetelmon Tv cumplió el mes pasado 11 años.

(Crónica incluida en el informativo Buenas Noticias del 15 de Septiembre de 2010)

Los últimos doce meses nos ofrecen nuevas razones para dar gracias a Dios. La entrada en las redes de cable es la más reciente. Recordar la historia es volver a vivir la huella de Dios desde el principio.

El 15 de Septiembre de 1999, los monjes del Monasterio de la Trinidad, en Muchamiel (Alicante) España, respondiendo a nuestra misión propia y a la llamada de Juan Pablo II de «Anunciar a Jesús desde los terrados», asumimos la tarea de crear un canal de televisión católico, de carácter cultural y sin fines de lucro para el área metropolitana de Alicante (España).

El canal es una de las voces de la Ciudad de la Paz, un «proyecto de comunión» cuya tarea fundamental es asumir con las nuevas tecnologías la tarea de los antiguos monjes. Gracias a ellos, la sabiduría de los hombres -en todas sus dimensiones- alcanzó las latitudes de Occidente debidamente copiada en manuscritos, a su vez, celosamente guardados en los Monasterios. El objetivo de Cetelmon es aportar todas sus capacidades a la construcción de una «civilización del amor y de paz», en la que el hombre sea lo que es y pueda aspirar y alcanzar la felicidad a la que ha sido llamado.

Los nuevos medios elaborados por la ciencia y la técnica moderna, son los nuevos pergaminos de los monjes. El mismo Juan Pablo II, en los diversos documentos publicados en el año de gracia 1999, sobre la cultura, los artistas y los medios de comunicación social, potenció enormemente esta labor de los que podríamos llamar «nuevos monjes, ante el reto de Dios» al que nos aboca este Tercer Milenio.

Por ello, los monjes y monjas de la FRATERNIDAD MONASTICA DE LA PAZ queremos seguir dando respuesta a nuestra vocación monástica con este Centro Televisivo Monástico que, emitiendo las veinticuatro horas del día, sin publicidad y sin fines comerciales o lucrativos, busca aportar los valores evangélicos que la Iglesia ha anunciado desde sus inicios e implantar ese Reino de Dios que Jesús anunció como presente entre nosotros.

Cetelmon es una voz que Dios hace nacer y crecer en el silencio de un Monasterio. Es el nuevo y peculiar “pergamino” en el que buscamos cumplir esta misión. Nuestra programación está más dirigida al “bienser” que al bienestar del ser humano, y se apoya sobre tres pilares fundamentales: la espiritualidad, familia y educación.

Cetelmon es la “otra” puerta del Monasterio, otra manera de compartir con los demás lo que el Señor nos da para vivir.

Desde los comienzos, Cetelmon tv se ha ido financiando a través de aportaciones voluntarias de personas que -como nosotros- también creen que es posible un mundo mejor, y han involucrado con alegría y audacia sus talentos, capacidades, tiempo y medios económicos en la tarea.

En la víspera del 24 de junio de 2005, Natividad de Juan el Bautista, Cetelmon comenzó su emisión a través de internet, en directo desde el Monasterio. Desde hace unas semanas hemos empezado a emitir por las redes de televisión por cable.

A lo largo de estos 11 años el Señor, como buen Carpintero, ha ido ensamblando en Cetelmon el corazón y el trabajo de muchas personas de muchos y diferentes carismas eclesiales, enriqueciendo notablemente las vidas de ellos y nosotros y la densidad eclesial del trabajo. Asimismo, en diversas franjas de programación y tipos de colaboración, hemos tenido la dicha de hace Iglesia con televisiones, agencias y productoras, como el Centro Televisivo Vaticano, H2Onews, Popular Tv, Romereports, Aciprensa, Moncayo Tv, Avila Digital, Ceres Tv, Agencia ANS y diversos portales salesianos, Diócesis Tv de Málaga, Telediócesis de Canarias y otras entidades de la Iglesia en España. Y desde hace unos días contamos con la inestimable colaboración de un potente canal internacional de noticias. Desde Moscú Russia Today emite en tres idiomas, ruso, inglés y español.

Todas y cada una de ellas son la buena noticia de Dios que ha alimentado nuestros esfuerzos.

Damos gracias al Señor por cada una de las más de 100.000 horas de emisión, y por las innumerables horas de preparación de las mismas, horas de oración y de labor generosa de tantas personas. Y también damos gracias a Dios por la perseverancia y fidelidad de cada uno de los miles y miles de teleespectadores de Cetelmon.